SIN EXCUSAS  
CARTEL

La campaña “Sin excusas” está organizada por FCC y el Ayuntamiento de Calahorra, y tiene por objetivo reducir o eliminar los importantes problemas derivados de los excrementos y orines caninos en la vía pública.

Para lograr este objetivo, el Ayuntamiento pretende conseguir la colaboración de todos los actores implicados: servicios de limpieza, veterinarios, tiendas de mascotas, entrenadores caninos, comercios, colegios, y por supuesto, los propietarios de los animales.

ayudante

UNAS CIFRAS INCREIBLES

MÁS PERROS QUE NIÑOS EN CALAHORRA

El Gobierno de la Rioja tiene oficialmente censados unos 3.700 perros en la ciudad de Calahorra. Si les sumamos los animales no censados, es muy posible que el número de perros en Calahorra, supere ya al de niños y jóvenes menores de quince años (unos 3.800 según las estadísticas del INE en 2019).

¿Y CUANTA ORINAN PRODUCEN?

Según la Dra. Susan E. Fielder, de la Universidad de Oklahoma, un perro sano produce entre 20 y 100 ml de orina por Kg de peso al día (citada en el Diccionario Veterinario de Merck https://www.msdvetmanual.com/special-subjects/reference-guides/urine-volume-and-specific-gravity)

cuanta orina

Tomando, pues, una media intermedia de 50ml/Kg/día, y suponiendo que los perros de Calahorra pesen unos veinte kilos de media, esto supone 50 ml x 20 kg x 3.700 perros x 365 días= 1.350.500

Un millón trescientos cincuenta mil quinientos litros de orina que acaban en nuestras calles cada año.

¿Y EXCREMENTOS?

Suponiendo que cada perro defeca una media de dos veces al día, cosa razonable, esto supone que se producen en nuestro municipio

Más de dos millones setecientos mil excrementos cada año

Que también pueden acabar causando problemas en nuestras calles, si los propietarios no se responsabilizan de sus animales.

PERRO1

Y estas cifras sólo teniendo en cuenta los animales oficialmente censados.

¿POR QUÉ LAS HECES Y ORINES SON UN PROBLEMA PARA LA CIUDAD?

LOS EXCREMENTOS DE PERROS

  • Frente a la creencia popular, LOS EXCREMENTOS NO SON ABONO. Al contrario, acaban quemando el césped y las plantas.
  • Provocan MOLESTIAS, MALA IMAGEN Y OLORES.
  • Causan RECHAZO HACIA LAS MASCOTAS por parte de otros dueños y sobre todo de los no poseedores de mascotas.
  • Pero además pueden TRASMITIR ENFERMEDADES Y PARÁSITOS

 

Los excrementos que no se recogen, se secan y se pulverizan, siendo entonces inhalados por las personas, por lo que suponen un problema no sólo estético, sino también de salud.
A través de la orina y las heces, se pueden transmitir microorganismos patógenos, como las leptospiras, el toxoplasma, el Toxocara canis o la tenia del perro, que causan problemas graves de salud. 

Microorganismos

LOS ORINES 

En el suelo, la urea de la orina se degrada a ión amonio, que es un ÁCIDO ALTAMENTE CORROSIVO, que ataca a metales y elementos de construcción.

Por otra parte recordemos que tienen un FUERTE EFECTO LLAMADA PARA OTROS PERROS.

 Acero fundido de 5 mm de grosor  Farola
 Acero fundido de 5 mm de grosor  Farola con riesgo de rotura y caída
Baldosas pulverizadas y desaparecidas Valla de area infantil
Baldosas pulverizadas y desaparecidas Valla de área infantil

 

Al igual que con los excrementos y frente a lo que muchos creen, la orina NO ES ABONO par las plantas.  Al contrario, LES PRODUCE GRAVES DAÑOS Y LAS QUEMA.

Setos quemados  Cesped quemado 

COSTES ECONÓMICOS

Todo lo anterior, además de multitud de molestias, conlleva un DETERIORO DEL MOBILIARIO. Y su reposición tiene un coste notablemente elevado.

Por poner solo un ejemplo., reparar una farola como la de la imagen de la página anterior cuesta aproximadamente, 350€.

Si Tuviéramos que reponer las farolas de una sola calle como la avenida Santander con 40 farolas, el importe ascendería a 14.000 €.  si lo ampliamos a Rio Tirón ya serían 23.800€.

Farola 2 Valla

 

¿QUÉ DICE NUESTRA ORDENANZA AL RESPECTO?

La ordenanza de limpieza de la vía pública de 2002 establece en su artículo 9.1:

“Los propietarios o conductores de animales domésticos habrán de evitar que éstos realicen sus micciones y/o deposiciones de excrementos fuera de los lugares habilitados al efecto, en vías públicas, aceras, zonas ajardinadas, zonas peatonales o de paso y espacios públicos destinados al paso, estancia o recreo de los ciudadanos.

De no existir tales lugares, o encontrarse muy alejados, o en el supuesto de inevitable deposición, se autoriza que los animales efectúen sus deposiciones en los sumideros de la red de alcantarillado, o en la calzada junto al bordillo, o en los alcorques de los árboles desprovistos de enrejado.

 En cualquier caso, el conductor del animal deberá recoger los restos de excrementos que queden en la vía pública mediante bolsas u otros sistemas impermeables que estimen convenientes, que posteriormente habrán de depositar, debidamente cerrados, en papeleras o en los contenedores instalados al efecto, o bien arrojar sin envoltorio a la red de alcantarillado, a través de los sumideros. Así mismo habrán de limpiar la zona afectada”.

Hay que recordar que esto también es obligatorio en pipicanes, zonas de esparcimiento canino, descampados y alrededores de la ciudad, ya que muchos dueños parecen pensar que no es necesario u obligatorio recoger los excrementos en estas zonas porque parecen “el campo”.

El INCUMPLIMIENTO DE DICHO ARTÍCULO es considerado como FALTA GRAVE que puede ser sancionada, según el artículo 29 de la siguiente forma:

Por infracciones graves: multa de 90'16 euros hasta 180'30 euros.

 ¿QUÉ DEBEN HACER LOS DUEÑOS Y TUTORES CANINOS?

QUÉ HACER CON LAS CACAS

En cuanto a las heces, todas DEBEN SER RECOGIDAS Y ARROJADAS, EN BOLSA O PAPEL CERRADOS, A LA PAPELERA O CONTENEDOR MÁS CERCANO, o bien sin bolsa por el sumidero de la alcantarilla.

Esto debe hacerse con independencia del sitio donde esté el excremento, también es obligatorio en pipicanes, zonas de esparcimiento canino, descampados y alrededores de la ciudad.

QUÉ HACER CON LOS ORINES

En cuanto a la orina, como dice la normativa, LOS PERROS SÓLO PUEDEN ORINAR EN UNAS ZONAS MUY ESPECÍFICAS (ver cartel al inicio de la página):

 
  1. SUMIDEROS DE ALCANTARILLAS (1)
  2. RÍGOLAS (2) (el canal bajo el bordillo, que lleva el agua hasta la alcantarilla)
  3. ALCORQUES DE ÁRBOLES SIN REJILLA (3)
  4. PIPICANES Y ZONAS AUTORIZADAS (4)
pantalla AQUI SI 

Esas zonas autorizadas serán señalizadas con un cartel verde con la leyenda “AQUÍ SÍ

NORMA BÁSICA: LLEVAR EL PERRO ATADO

Para que los perros puedan cumplir con esta normativa, DEBEN SER SUS DUEÑOS QUIENES LOS DIRIJAN CON LA CORREA O TRAÍLLA A LAS ZONAS HABILITADAS, y evitar que se acerquen a otros sitios a orinar, especialmente si ya están dañados por orina.

En definitiva, deben ser los PROPIETARIOS QUIENES DEBEN CAMBIAR SUS COSTUMBRES DE PASEO, PARA PODER CAMBIAR TAMBIÉN LAS DE SUS MASCOTAS.

Y es aquí donde la labor de los propietarios entra en juego, por lo que rogamos su colaboración para que podamos disfrutar de una ciudad más limpia, y unas mascotas más sanas.

CONSEJOS DE UN PROFESIONAL PARA EDUCAR A SU PERRO

Una de las claves para que nuestro perro pueda hacer sus necesidades en los sitios permitidos, es que su paseo sea un paseo tranquilo.

Y eso implica dos cosas: por un lado, que en el “ritual de salida” (colocación collar, arnés, correa, coger nuestro abrigo, las llaves…) el perro no se excite en demasía.

Y por otro, debemos analizar como son los paseos, si le relajan o le excitan. Para ello hay que revisar las rutinas diarias del animal y ver qué le puede estar molestando. Si logramos que su día a día sea más tranquilo, las salidas a la calle también lo serán.

Si ya tenemos una salida tranquila, entonces la clave es crear una rutina de conducta higiénica: cuando creamos que nuestra mascota necesita hacer sus necesidades, le acercaremos a los sumideros de la red de alcantarillado, o a la calzada junto al bordillo (siempre que no haya coches aparcados que podamos estropear), o en los alcorques de los árboles desprovistos de enrejado o a algún árbol, donde lo pueda hacer sin incumplir la normativa.

Si esto lo vamos haciendo cada vez que salgamos, es decir, si creamos una rutina, a los pocos días aumentarán mucho las probabilidades de que el perro asocie esos lugares con hacer sus necesidades.